Todo lo que debes saber para tramitar
tu primera tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito pueden ser un excelente instrumento financiero para gestionar tus finanzas del día a día, pero también pueden actuar como un arma de doble filo y generarte deudas innecesarias. En este artículo te compartimos los puntos básicos a tomar en cuenta para obtener tu primera tarjeta de crédito sin mayor problema y no morir en el intento.

Lo primero que tenemos que entender es qué es una tarjeta de crédito: es un medio de pago que funciona como un crédito que te otorga el banco emisor. Con ella puedes comprar, retirar dinero y pagar cuentas hasta por un monto máximo. Una tarjeta de crédito nos permite financiarnos, utilizar cierta cantidad de dinero durante un período con fecha de corte y pagar de 21 a 25 días después de la fecha de corte. Es muy importante entender que no es una extensión de tu sueldo y debemos estar seguros que tenemos la capacidad de saldar ese dinero.

Una vez dejado este punto claro, podemos continuar a evaluar la mejor opción para tu primera tarjeta de crédito. La verdad es que no hay una sola respuesta para esta pregunta. La mejor tarjeta que puedes tramitar es la que mejor se adapte a tus necesidades, actividades diarias y la que te ofrece una tasa de interés atractiva. Te recomendamos comparar diferentes alternativas en diversas instituciones financieras para tomar una mejor decisión de cuál es la que se adapta a ti y tu estilo de vida. Una vez que dispongas de tu tarjeta de crédito es muy importante siempre tener en cuenta los siguientes puntos:



Ahora ya lo sabes, las tarjetas de crédito nos pueden sacar de apuros y emergencias cuando no disponemos del dinero en ese momento. Son útiles para compras y pagos de servicios y son también el camino para empezar nuestro historial crediticio. Por otro lado, hay que tener en cuenta que pueden ser un dolor de cabeza si no las manejamos correctamente. Es cuestión de estar al tanto de los puntos clave, organizarse, y no habrá problema alguno.