fbpx

Consejos y motivos antes de pedir un préstamo

Durante la vida y sus diferentes etapas atravesamos diferentes situaciones. unas más placenteras que otras. Nos ponemos metas y trabajamos para lograr eso que queremos, pero también nos suceden imprevistos que pueden alterar nuestra estabilidad financiera. Para ambos casos un préstamo puede ser tu mejor herramienta. Pero debes asegurarte de utilizarla a tu favor para sacarle el mayor provecho posible.

Aquí te dejamos los mejores consejos a tomar en cuenta antes de solicitar un préstamo.

Contenido del artículo
  • >

    Sección 1
  • >

    Sección 2
  • >

    Sección 3

1.- Define el uso del préstamo

 

Antes de pedir un préstamo es importante hacerse la pregunta “¿Para que lo voy a usar?” ya que partiendo de esa pregunta podrás analizar mejor las instituciones y tipos de préstamo que van con tu necesidad. Toma en cuenta que cada tipo de crédito tiene diferentes requisitos, tiempos de respuesta y condiciones. Por ejemplo, no es lo mismo solicitar un crédito automotriz que un préstamo para emergencias médicas. En el primero te estarán solicitando documentación adicional y garantías pero también te ofrecerán tasas muy accesibles. Y en el segundo te estarán solicitando menos documentos, y dando respuesta inmediata para solucionar tu situación de emergencia pero con mayores tasas.

2.- Analiza la institución a la que solicitarás el préstamo

 

Es importante que tomes en cuenta el tipo de institución a la que estarás solicitando el préstamo. Ya que existen muchas instituciones que otorgan créditos sin embargo algunas dejan mucho que desear en cuanto a tiempos de respuesta, servicio al cliente y cláusulas abusivas hacia los acreditados. Te recomendamos revisar si la institución está regulada por la CONDUSEF para tener mayor tranquilidad en cuanto a la transparencia y legitimidad de la institución.

3.- Compara las diferentes alternativas en el mercado

 

A la hora de hacer una comparación de las opciones no solo hay que ver la tasa de interés del préstamo. También hay que revisar los requisitos, plazos y montos ofrecidos. Te recomendamos comparar las opciones utilizando principalmente el CAT, que engloba la tasa real de intereses, comisiones y otros accesorios como seguros que pudieran estar incluidos en el préstamo.

4.- Elige el plazo en base a tu capacidad de pago

 

Puedes apoyarte en la tabla de pagos que te ofrece tu banco o fintech para confirmar que tienes suficiente capacidad financiera para estar realizando los pagos cada periodo. Entre mayor sea el plazo, el monto del pago periódico será menor pero pagarás más intereses. Por el contrario si el plazo es menor el monto de pago será mayor pero pagarás menos intereses. Te recomendamos que los pagos mensuales no superen el 30% de tus ingresos mensuales después de gastos.

5.- Verifica los productos que pueden estar vinculados

 

Muchas instituciones te solicitan abrir una cuenta de ahorro, direccionar tu nómina o contratar un seguro para otorgar un préstamo. La mayoría de las veces son opcionales. Te recomendamos manifestar a la institución que no quieres contratar estos productos adicionales.

6.-  Junta todos los requisitos

 

Echa un vistazo a todos los requisitos que piden para el trámite de préstamo y en cuanto tengas la documentación recabada. Realiza la solicitud. Evita entregar los documentos a cuenta gotas ya que esto solo retrasa el proceso y lo hace confuso.

7.- Revisa el contrato

 

Lee el contrato y los anexos para que estés enterado a lo que te estás comprometiendo. Revisa si hay penalización por pago anticipado, o si existen comisiones por retrasos.

8.- Utiliza el préstamo para ahorrar o generar más dinero

 

Los préstamos no tienen que ser vistos como algo negativo, de hecho en Woko queremos eliminar el tabú de que tener deudas es negativo. Y lograr que los clientes utilicen los préstamos a su favor. Los créditos son una herramienta poderosa con doble filo. Hay muchas formas de endeudarte inteligentemente. Cómo comprar un auto más eficiente en el consumo de combustible. Liquidar tarjetas de crédito y ahorrar dinero en intereses y comisiones. Invertirlo en crecer tu negocio. Trata de evaluar siempre si el préstamo te va generar un ahorro o aumento de tus ingresos.

¿Deseas mantenerte más informado?

Regístrate en nuestro newsletter y permítenos enviarte más artículos como este.