fbpx

El historial crediticio y porque debes empezarlo ya.

 

Si tienes el deseo de comprar un carro, departamento, expandir tu negocio, o incluso si estás pensando en comprar un celular a meses, el primer paso es tener un buen registro financiero. A este se le conoce como historial crediticio y es importante mantenerlo en buen estado ya que de esto depende que aprueben ese préstamo que deseas. En este artículo te compartimos todo lo que necesitas saber para empezar tu vida crediticia.

 

El historial de crédito es un registro que refleja todas las interacciones que ha tenido una persona o empresa frente a sus obligaciones crediticias (ya sea de autos, celular, casa, tarjetas de crédito / departamentales, etcétera). Si pagas a tiempo, tendrás un buen historial, si no lo haces, te cerrará muchas puertas para adquirir un crédito cuando lo necesites.

 

Imagina que es una carta de presentación que te respalda ante las instituciones financieras y muestra el nivel de responsabilidad que tienes con el pago de los créditos que adquieres a lo largo del tiempo. En otras palabras, cuando solicites un crédito, van a revisar tu historial y determinar si eres una persona confiable para prestarte o no.

Contenido del artículo
  • >

    ¿Que es el buró de crédito?
  • >

    ¿Porque es importante?
  • >

    ¿Como empiezo a generar historial?

¿Pero como se empieza?

 

Es importante empezar a generar tu historial crediticio ya que es el primer requisito en muchas tarjetas de crédito para poder tener una. Pero, ¿cómo empezarlo si aún nadie me presta? Puedes empezar con un plan a plazos de cuentas de telefonía celular, cable, compras donde no piden muchos requisitos o experiencia crediticia y también existen las tarjetas de crédito para empezar tu historial crediticio con una línea de crédito de un monto bajo.

 

Recuerda que la primera vez que solicitas un crédito, automáticamente  el buró de crédito empieza a llevar tu historial del mismo. Una vez que lo creas es clave ser cumplido y responsable con los pagos. De esta manera, podrás generar un historial favorable y acceder a otros beneficios como créditos más grandes con tasas más atractivas.

 

Un súper tip que te damos es usar tu tarjeta de crédito para pagar los servicios que ya usas cotidianamente, lo básico como el súper, gasolina, el servicio de cable. De esta forma obtienes los beneficios que te ofrecen las tarjetas como puntos y descuentos mientras que generas historial sin endeudarte. La clave es ver tu tarjeta de crédito como la representante de tu tarjeta de débito, donde pagas solamente lo que dispones.

 

Nunca sabemos cuándo se nos puede ofrecer un crédito para una vivienda, un carro, invertirlo en un nuevo negocio o incluso para una emergencia personal. Qué mejor que tener nuestro historial crediticio en orden para poder obtenerlo sin mayor problema.

¿Deseas mantenerte más informado?

Regístrate en nuestro newsletter y permítenos enviarte más artículos como este.